Cristian Otero – Entrevista edición Nº8

 

Hola Cristian, empieza contándonos un poco como fue que llego el skate a tu vida

Comenzó cuando era muy chico y mis hermanos tenían 2 tablas pescado. Crecí en el Barrio Universitario asique íbamos a la UdeC todos los días y así con mi hermano Daniel y un grupo de los más antiguos skaters de Concepción nos fuimos metiendo mas en el skate propiamente tal , pero con lo que había. Cortamos una de esas tablas con serrucho por los lados y le pegamos lija de Sodimac para poder raspar. Después de un tiempo pudimos armar una tabla pro, claro que fuimos el quinto dueño y la compartíamos! La punta tenia máximo 10 cm, un verdadero chongo, pero era un tesoro! Recuerdo siempre como le pasaba los dedos debajo de las ruedas para sentir el único lugar suave y con algo de pintura jajajajaja . Una tabla nueva era solo un sueño y creo que la 1era la encargué a Stgo a la tienda “Room 47” cuando tenía como 13 o 14 años.

¿Cómo fue patinar y progresar en conjunto con una de las leyendas del skate Penquista y Chileno, Felipe “La Mona” Opazo?

Era también del barrio así que es de los amigos cercanos desde ese entonces, junto con el araña , los hermanos Strube, Pepe , Nicolas Rönning , Pablo Cáceres , Pato Vera , Phillip, Enrique Lynch y muchos otros. Fue una época muy linda que tengo sumamente presente y  agradezco hasta hoy haberla vivido para apreciar todo lo que tenemos ahora en lo que respecta al skate . En esa época no había tiendas, era un grupo chico y el progreso era muy lento. Hoy es totalmente al revés. Felipe por su lado siempre destacó siendo impresionantemente ágil en todo sentido y siendo admirado por todos. El progresó como un alíen y llego a andar como todos sabemos. Siempre fue inspirante, y en vez de imaginar lo que se puede hacer , bastaba con ver a la mona.

¿Cuáles son las grandes diferencias entre como se vivía el skate antes y ahora?, ¿y qué cosas se mantienen iguales?

Creo que ya adelanté algo con las otras preguntas, básicamente era todo más lento , más sencillo , no había internet , ni menos celular. Me siento afortunado de haber vivido los últimos años de ese mundo.  Pero a pesar de que muchas cosas han cambiado, creo que la esencia del skate y lo que uno siente al andar, se ha mantenido en el interior de cada uno, y a nivel mundial también. Hoy es muy fácil si distraerse y dejar de ver lo que es realmente importante. Hay que mantenerse atento. La era moderna es muy entretenida y cómoda, pero creo que hay que tomarla más como un jueguito y aceptar que es pasajera. Utilizarla como herramienta, no convertirse en una. O es muy tonto lo que estoy diciendo ¿?.

¿Ventajas y desventajas de vivir y patinar en Concepción?

Es una por otra, llueve más, pero es más verde que el norte y estamos más cerca de la naturaleza en su esplendor. Spots no hay muchos , skatepark hay solo uno , no tan perfecto como los que hay ahora en Santiago , pero disfruto que es todo un poco más sencillo y hay menos gente . El grupo que anda nos conocemos casi todos.

Cuéntanos como estuvo ese viaje que se mandaron con el team Vans a EEUU.

La frase más recurrente es que fue como un sueño. 15 días andando todos los días , todo girando en torno al skate , visitando lugares famosos que he visto por años en videos y revistas, viendo una jungla de gringos secos en el campeonato US open de skate y surf. Recorrimos Los Ángeles y San Francisco, muy bien cuidados y todo perfecto. Nadie se lesionó y gozamos casi todos los días uno o dos parques distintos. Realmente una tremenda experiencia en todo sentido, siempre estaré agradecido de Vans y de quienes lo hicieron posible.

Muchos sabemos que lograste bajar un lipslide a la legendaria baranda de Hollywood, ¿Cómo fue esa batalla mental antes de bajar el truco?.

Fue terrible. Pasamos en la Van por fuera de Hollywood Highschool que es donde están las barandas y supe que había llegado el momento y sería el único momento, pero no estaba con la energía al 100. Me hice el tonto un rato tirando algunos trucos en la baranda más chica pero pensando todo el rato si pasaría a la otra que era la que más quería. Entre que pensé en estar decidido  hasta darle el 1er tiro debe haber pasado una hora. Me llenaba de inseguridad, me perseguía, me desconcentraba, me arrepentía. Nunca había sentido algo tan fuerte. Le di la 1era y ni pude enfocar bien el fierro, supe que iba mal y me entregué como una guagua (cosa que tampoco había experimentado jajaja. Por suerte quede operativo, y debe haber pasado media hora más hasta el 2do intento. No sé si fueron 4 o 5 pero la logré, y sentí que me sacaba una pala mecánica de encima, y un container. Creo que Saavedra sintió lo mismo, casi le da un infarto con todo este show. Podríamos preguntarle si transpiró… En fin, una tarde intensa, la mente estaba como tonta, pero  resultó bien, y la alegría gigantesca. Fue un sueño dentro del otro sueño

Ultimas palabras y agradecimientos.

Reitero mi agradecimiento a Vans Chile que se ha portado ultra bien, y a Winka que ha estado presente el último tiempo haciéndome parte de su gran proyecto de video que acaba de salir. Los últimos fueron meses de hartas sesiones y filmaciones como no tenía hace tiempo. Realmente entre todos pusimos mucha dedicación y el video quedó bacán. Se las mandó Daniel Regla con su  disposición y talento, junto a Martín Olguín acompañando las sesiones, y Rafa (el hefe). Gracias a revista Patea por el reportaje, a los amigos, y obviamente al lector que hace posible esto. Nos vemos en la calle ¡!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *